Edmond Jabès

Muy pronto me encontré ante lo incomprensible, lo
Impensable, la muerte.
Desde ese instante supe que nada, aquí abajo, era
Compartible, porque nada nos pertenece…

Hay en nosotros una palabra más fuerte que todas
Las demás –más personal también.
Palabra de soledad y de certeza, tan sumergida en su
Noche que apenas a sí misma se hace audible.
Palabra del rechazo pero, igualmente, del compromiso
Absoluto, que forja vínculos de silencio en el silencio
Abisal del vínculo.
Esa palabra no se comparte. Se inmola.

Edmond Jabès, Cuaderno de versiones de José Ángel Valente
Selección Pepa Torras Virgili

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.