Práctica de meditación 3

En alguna manera podemos gozar del cielo en la tierra, que nos dé su favor para que no quede por nuestra culpa y nos muestre el camino y de fuerzas en el alma para cavar hasta hallar este tesoro escondido, pues es verdad que le hay en nosotras mesmas, que esto querría yo dar a entender. (Sta Teresa. Moradas V, 1,1)

1. Recoger la atención con ayuda de la respiración.
Estar, mantenerse en el interior, sin prisa, con ayuda de la respiración.
Atender al “existir” en nosotros. Valorar la existencia, presente, aquí.
No soy mi pequeño “yo” con sus límites, con sus particularidades, historia…
En cada uno: ES … Conciencia de lo que verdaderamente es.
Atención lúcida al paso de cada respiración.

2. “Consideración”:
qué es el “cielo”? qué es el “cielo en la tierra”?
Mantener el interrogante, valorar lo que aparezca, estirar la reflexión. Si pillamos alguna pista, la trabajamos.
Luego, atención al interior.
En cada persona, en mi: ese tesoro escondido.
un hombre lo vende todo para poder comprar el campo en el que está el tesoro… [¿??]

3. Atención en la respiración, fortaleciendo la voluntad de ser:
Que no me interponga al “ser”
Poder ser auténtico testimonio del Existir
con lucidez, con decisión. Ninguna otra cosa importa…
(ayudarse repitiendo alguna expresión al ritmo de la respiración)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.